Auvergne es una región francesa histórica en el centro del país. El área mayoritariamente rural y montañosa presenta vastos bosques y volcanes inactivos. La región debe sus famosos balnearios a las numerosas fuentes termales naturales.

Esta "agua activa" también proviene de los antiguos volcanes de la región. Es particularmente rica en calcio y sílice.

Puede ayudar a calmar la piel irritada e inflamada y promover el proceso de curación al estimular el receptor del gen de la leptina.

También puede tener un efecto positivo en la flexibilidad y elasticidad de la piel y puede unirse a la queratina para fortalecer la piel, el cabello y las uñas.

Además, se puede reducir la formación de radicales libres, por lo que las células y los tejidos pueden protegerse de las influencias ambientales y las agresiones (por ejemplo, la contaminación del aire).